el caso de zoilamérica

En 1998, Zoilamérica Ortega Murillo hizo pública una carta acusando al ex líder de la revolución sandinista, Daniel Ortega Saavedra, de haberla violado y abusado sexualmente desde que era una niña. En ese momento Ortega era diputado en la asamblea nacional, jefe del partido sandinista y se preparaba para postularse como candidato a presidente de Nicaragua por tercera vez. La acusación se convirtió en la mayor amenaza para su carrera política.

 

La batalla legal en los tribunales duró 3 años, hasta que finalmente un juez bajo el control de Ortega, dictaminó que la causa había prescrito. La madre de Zoilamérica, Rosario Murillo permaneció al lado de Ortega durante todo el proceso, acusando a su hija de mentir y argumentando que la acusación era un asunto familiar, que debía resolverse de forma privada. A pesar del constante hostigamiento y persecución política por parte de su familia y el partido sandinista, Zoilamérica continuó defendiendo su verdad.

 

En 2007, Ortega volvió al poder y Murillo rápidamente se convirtió en la segunda figura con más influencia en el gobierno. Muchos, entre ellos su propia hija, atribuyen su ascenso al poder como recompensa por su lealtad a Ortega.

 

El nuevo gobierno sandinista rápidamente se convirtió en un régimen autoritario, Ortega eliminó los límites constitucionales que le impedían reelegirse y logró el control total del Consejo electoral, despejando así el camino para su reelección continua.

 

En 2013, durante una protesta por las reformas a la seguridad social, Zoilamérica manifestó su apoyo a los jubilados que exigían el pago de sus pensiones. En represalia, agentes de Migración capturaron y expulsaron del país a su pareja, un ciudadano boliviano. Temiendo por su vida y el bienestar de sus tres hijos, Zoilamérica se refugió en Costa Rica, donde vive en el exilio hasta hoy.

 

En 2016, Daniel Ortega y Rosario Murillo asumieron el cargo de presidente y vice presidenta de Nicaragua. En abril de 2018, las protestas contra las reformas al sistema de seguridad social provocaron un levantamiento nacional, que fue violentamente abatido por la policía, matando a más de 350 manifestantes en los primeros seis meses. La violencia desatada, significó la peor crisis humanitaria desde la guerra civil en la década de los 80s. Desde el inicio de la crisis hasta hoy, cincuenta mil nicaragüenses han sido forzados a exiliarse, principalmente a Costa Rica. Zoilamérica continúa denunciando públicamente a Ortega.

 

Exiliada es el primer documental sobre la vida de Zoilamérica. La película proporciona una mirada íntima a su lucha personal para superar los estragos de crecer en una familia autoritaria, el trauma del abuso sexual y el reto de criar a su hijo Giordano de 9 años, en el exilio. El documental comenzó a filmarse en 2016, cuando la madre de Zoilamérica competía como candidata a la vicepresidencia de Nicaragua.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now